El afeitado masculino nos da a veces, y nunca mejor dicho, muchos dolores de cabeza. Un día te levantas y no te apetece llevar nada de barba y a la semana siguiente quieres dejarla crecer hasta punto insospechados. ¿Cómo estoy más guapo? ¿Qué me sienta mejor?

Una de las opciones que está tomando más fuerza es la perilla. A veces es una de las grandes olvidadas pero cada vez más hombres se atreven por darle un aspecto diferente y original a su cara, aunque sea por unos días.

¿Cómo saber si me queda bien?

 

Hace unos meses os dimos algunas nociones de qué tipo de barba nos favorece mássegún nuestra estructura ósea.La perilla favorece más a los rostros rendondos (que no ovalados) o en su defecto a los cuadrados.

Así que si tienes la cara redonda o cuadrada, atrévete a dejarte perilla porque lo que te favorece es centrar tu atención sobre la barbilla y limpiar ambos lados de la cara. Si lleváis la barba muy poblada por los laterales lo que vais a conseguir es exagerar mucho la forma cuadrada o redonda de tu rostro.

El ejemplo en los famosos

Mirad, veamos el ejemplo en dos personas que apuestan mucho por la perilla y lo llevan haciendo bastantes años. El caso de Orlando Bloom nos sirve a la perfección. Él tiene la cara cuadrada y sabe que si lleva una barba muy poblada no le va a quedar tan bien como  una perilla. Él apuesta por la forma de la “T” invertida.

Brad Pitt no tiene la cara tan cuadrada como Orlando pero el hecho de que tenga la mandíbula tan marcada hace que esta sea su mejor opción. El actor se decanta por un tipo de perilla más prominente.

¿Y si tengo la cara ovalada o alargada? ¿Puedo usarla?

Si no tienes la cara redonda, sino más ovalada o por el contrario la tienes alargada te vamos a dar una solución. Ponte la perilla que más te guste pero dale también protagonismo a los lados ya sea con unas patillas más anchas o dejando crecer un poco la barba por los laterales.

Y si te hemos convencido… ¡Aquí tienes los tipos de perilla!

Decídete a llevar el tipo de perilla que más vaya con tu estilo, pero eso sí, recuerda siempre que “menos es mas” y si llamas demasiado la atención puedes caer en el momento de llegar a parecer una caricatura. ¡Enséñanos el resultado! 

En Mi Mundo Philips | Las barbas más míticas del cine