Cómo decorar un pastel para principiantes (II): el relleno

9 comentarios , 12 de febrero de 2013

La semana pasada vimos cómo preparar un bizcocho para decorar. Una vez tengamos controlada la receta del bizcocho para decorar, veréis que no hará falta demasiada práctica, seguiremos con el relleno.

Las tartas decoradas suelen llevar relleno para compensar el espesor de los bizcochos, solemos poner más de una capa de bizcocho para la tarta sea más alta y para rellenarla podemos utilizar varias recetas de rellenos.

¿Como se rellena un pastel?

Como decía, las tartas decoradas siempre llevan relleno, hay veces que incluso pueden llevar varias capas de relleno, a esto lo llamamos layer cake (tarta de varias capas).

Lo primero que debemos hacer es tener muy claro con qué vamos a rellenar la tarta. Podemos utilizar nata montada (si lo vamos a consumir enseguida), chocolate, mermelada… Pero el relleno más típico para las tartas decoradas es el buttercream o frosting.

Relleno para tartas

He probado muchos rellenos a lo largo de mi carrera como repostera y creo que puedo decir que he dado con el relleno perfecto. Os explico: las recetas de buttercream (crema de mantequilla) que corren por internet y los libros de tartas americanos son demasiado dulces y no están hechos para nuestros paladares, están buenos pero empalagan demasiado. Así que probando y probando, di con la receta de un frosting mucho más suave y menos pesado.

El buttercream al que estamos acostumbrados a ver en blogs de repostería lleva muchísima más cantidad de azúcar que de mantequilla, lo que hace que sea una bomba de relojería. En proporción suelen llevar un 50% más cantidad de azúcar que mantequilla. Hoy os dejo la receta que he descubierto no hace mucho después de probar y probar con infinitas combinaciones utilizando queso tipo Philadelphia y batirlo para suavizarlo un poco.

Receta de relleno para tartas: cheesecream frosting

250 g de mantequilla a temperatura ambiente (cuanto menos buena sea la mantequilla mejor, sino sabe demasiado a mantequilla y está muy fuerte, yo uso la del Eroski o Mercadona)
250 g de azúcar glas (el de thermomix no sirve, ha de ser icing sugar, lo más fino posible)
1 tarrina de queso crema tipo philadelphia – recién sacado de la nevera
Podéis darle el sabor que queráis y color con pastas de frutas naturales, la marca Home Chef tiene fruta pasteurizada y reducida sin aditivos que da sabor y color a los alimentos.

Cómo preparar el cheesecream frosting

Batimos la mantequilla a velocidad máxima en nuestra batidora de varillas o robot de cocina durante 1 minuto hasta que se blanquee ligeramente.

Añadimos el azúcar y batimos durante 4 minutos más, primero a velocidad muy lenta para que no nos llene la cocina de un polvo blanco, básicamente, y cuando se haya integrado con la mantequilla seguimos batiendo a velocidad máxima.

Añadimos el queso crema (recién salido de la nevera) y batimos durante 30 segundos a velocidad mínima hasta que se haya integrado.

Cómo rellenar un pastel (con una o varias capas)

Colocamos el primer bizcocho, el menos perfecto de los que hayamos hecho, sobre un cartón de tartas, boca abajo.

Colocamos sobre el bizcocho la cantidad de frosting quer queráis. Para esto, podéis utilizar una cuchara del helado. Para que no quede ni demasiado gruesa ni demasiado fina, con dos bolas bastará.

Con la ayuda de una espátula extendemos la crema. La espátula deberá estar o bien paralela a la tarta, o como máximo en un ángulo de 45º.

Colocamos el siguiente piso de la tarta sobre el relleno, boca abajo, así la parte más recta de la tarta está hacia afuera y quedará mejor al decorarlo.

Procedemos a cubrirla (si queremos) aunque suele ser lo normal en las tartas decoradas, sobre todo si va a ser con fondant. Ahora os voy a enseñar a cubrirla para proceder con el decorado posterior, únicamente para crear una base y prepararla para que sea decorada.

Extendemos más capa de frosting sobre el último bizcocho y volemos a esparcir con la espátula. Vamos a crear una primera capa, no importa que tenga migas, lo importante es que quede bien extendida.

Ahora comenzaremos a extender por los laterales el excedente de la crema. Si necesitamos utilizar más crema, la cogeremos con una espátula limpia. Nunca meteremos en el frosting la espátula que estemos utilizando en esta primera capa, puesto que tiene migas y nos mancharía el resto de la crema.

Si fuera necesario, nos ayudaremos con una espátula más pequeña, para ir rellenando con crema e igualar, los huecos entre las capas o las imperfecciones que hubiera en los bizcochos.

Esta primera capa tiene que quedar muy fina y bien alisada. Cuando consigamos que la tarta con su capa tapa migas esté totalmente uniforme, la meteremos en la nevera durante una hora, para que se enfríe y se asiente bien la crema.

La próxima semana os enseñamos a cubrir el pastel con fondant para decorarlo. ¡Esto va cogiendo forma!

Llegados a este punto, podéis congelar vuestro pastel, envuelto en papel film transparente hasta el día en que tengáis que decorarlo.

En Mi Mundo Philips | Cómo decorar un pastel para principiantes parte I – receta de bizcocho

  • Jorge Díaz

    Qué buena pinta, habrá que probarlo.

  • Renata

    Suena fácil :D

  • Alejandro Becé

    Es cierto que tiene muy buena pinta, aunque yo soy poco de tartas de bizcocho.

    Este fin de semana he probado una de tres chocolates (con galletas) y me ha conquistado.

  • Silvia

    Otro post genial!! Espero con ansia el de fondant.

    Besos.

  • betty

    buen domingo! que pinta nyaammmmm

  • Pingback: Cómo cubrir un pastel con fondant

  • Brenda Ayala

    Me parece que esta rico, manana lo voy hacer para amiguito que cumple anos.

  • noemi

    quiero sus tan bellas enseñanzas, me la pasan x mail x favor.

  • noemi

    quiero sus tan bellas enseñanzas, me la pasan x mail x favor.

  • noemi

    quiero sus tan bellas enseñanzas, me la pasan x mail x favor.