Cada vez nos encontramos en el mercado mayor variedad de modelos de cafeteras y por tanto diferentes formas de hacer café. El acceso a granos de distintas procedencias y las posibles mezclas e infinitas combinaciones nos permite elaborar una bebida personalizada, acorde con nuestros gustos.

Los más sibaritas del café ven en las cafeteras espresso la herramienta perfecta para obtener los mejores resultados. La clave: elegir bien la materia prima, cuidar el proceso y permitirte disfrutar de cualquiera de sus presentaciones. Si te animas a hacerlo tú mismo, he aquí algunos consejos.

Primero tenemos que disponer de una cafetera espresso adecuada, es decir, debe contar con una bomba de presión de 15 bares, un buen filtro para crema y un Pannarello que te permita calentar la leche y obtener deliciosa espuma.

Presión, la justa

Por supuesto, hay cafeteras automáticas como la One Touch que lo hacen todo por ti con solo tocar un botón, pero en este post vamos a intentar descubrir el placer de elaborar un espresso de forma manual, hecho paso a paso, y con mucho amor.

Hoy dejaremos las ofertas de supermercado de mezclas ya molidas de café de origen desconocido y nos adentraremos en el complejo pero atractivo universo de las variedades de café en grano. Seguro que en nuestra ciudad hay tiendas especializadas en la venta de café de distintas procedencias; también podemos apostar por la compra on line en webs tipo Café Té Arte o recurrir a comercios de delicatessen o a espacios gourmet dentro de establecimientos como El Corte Inglés o Carrefour.

Alquimistas del café

Si estamos descubriendo por primera vez variedades y orígenes puedes recurrir a las mezclas ya molidas, pero teniendo presente que el mejor espresso se obtiene a partir del grano recién molido.

En concreto necesitamos unos 7 gramos de café recién molido sometidos a 15 bares de presión para obtener un espresso coronado por una suave crema avellana que protegerá los aromas hasta el primer sorbo.

Puedes tomarlo solo, acompañado con leche o con una gruesa capa de espuma o seguir algunas de las recetas que te proponemos desde la web de Philips. La clave para degustar el mejor café está en ir probando variedades, experimentando con las mezclas, moliendo en casa para obtener todo el aroma y dedicarle unos minutos para poder apreciar todo su sabor.

¿Te apuntas al espresso?

Mi mundo Philips | Un recorrido por las diferentes formas de hacer café a través de los tipos de cafeteras